Reseña: El cuento del antepasado

Este mes de mayo se me han unido una serie de asuntos que han imposibilitado la debida actualización del blog. La primordial ha sido que me he quedado sin ordenador y he tenido que comprar uno nuevo,  y aparte el tiempo ha sido realmente escaso para mí en este mes.

Aún así aprovecho un pequeño hueco para actualizar con una nueva reseña, ya que el no tener ordenador y el usar el autobús para acudir al trabajo y volver a casa me ha permitido devorar otro libro contundente y grueso, con lo que otro que sumo a la lista de libros leídos en la primavera de 2015. En esta ocasión se ha tratado de El cuento del antepasado, del popular Richard Dawkins, un autor que a veces me resulta difícil de leer pese a que disfruto sus libros (¿contradicción?, no lo sé, pero es así). No contento con leerlo lo he hecho añadiendo la hazaña de leerlo en inglés, algo que vengo haciendo últimamente, y he de decir que es el libro de divulgación en inglés más trabajoso que he afrontado.

La historia de este libro es particular, ya que lo compré en el aeropueto de Luton, en Londres, mientras esperaba para tomar un vuelo a Israel. Me encontraba aburrido y descubrí una librería, por lo que no pude evitar perderme en ella (las librerías de aeropuerto son de visita obligada en mis largas esperas aeroportuarias). A priori parecía una librería normal, pero para mi sorpresa comprobé que tenían un área dedicada entera a ciencia, divulgación, conocimiento… ¡un tesoro! Siempre hecho en falta en España en todo tipo de establecimientos un poco más de atención a la divulgación, y que en Reino Unido se lo tomen en serio es algo que me llenó de satisfacción. Y como agradecimiento y apoyo ahí les dejé mi dinero adquiriendo un libro.

Bueno, pueden imaginar mi alegría dando vueltas a esas estanterías y disfrutando de tantas obras en sus versiones originales. Y ahí estaba la obra en cuestión, El cuento del antepasado, y a la mitad de precio de lo que vale en España. Menudo chollo, no se podía dejar pasar la ocasión, sólo había que aceptar que era en inglés y que iba a ser un reto. Y lo acepté, lo compré  y lo he devorado gustosamente, sin que el inglés me frenara ni un poco.

Sin duda va a ser de los libros que más supongan para mí cada vez que eche un vistazo a mi particular biblioteca, ya que la historia me trae buenos recuerdos y supuso un gran avance en mi lectura de libros de divulgación en inglés.

Sobre la obra en cuestión, si has leído a Dawkins este libro no te sorprenderá en cuanto a su forma de escribir. Resulta a veces difícil por el número de tecnicismos, no es un libro apto para personas con poca preparación y no es un libro de divulgación que pretenda llegar a todos los públicos. A mi juicio buena parte de la obra de Dawkins es divulgación para divulgadores y para científicos, y este es otro ejemplo, ya que buena parte de los capítulos requieren una base sólida en biología general. Lo mismo digo de El gen egoísta, Destejiendo el arcoíris y El espejismo de Dios, otras obras del mismo autor que he adquirido y me han despertado la misma sensación. Son libros para personas con nivel cultural tirando a alto y para leer teniendo el cerebro muy despierto.

Otro detalle que no es normal para mí, no sé si es porque en Reino Unido tienen otra tradición de escribir y razonar, es que rara vez un capítulo va de lo que dice, o de lo que empieza siendo, sino que el autor se va por las ramas, y aunque el título hable de gibones tal vez a los dos párrafos empiece a hablar de métodos estadísticos para hacer árboles filogenéticos y acaba hablando del ajolote. Personalmente no es mi estilo, y me genera cierta confusión, pero igual es lo normal y soy yo el raro.

En general se pueden alabar bastantes detalles, sobre todo el compendio que hace de detalles de la evolución empleando de ejemplo organismos de todo tipo, empezando por nosotros mismos y caminando hacia atrás en el tiempo hasta los primeros organismos existentes. Lo hace recurriendo a cuentos basados en organismos que esconden historias evolutivas llamativas detrás, e incluye muchas reflexiones científicas sobre el porqué de cada cada cosa. Por ejemplo, la historia evolutiva del pájaro dodo, el ajolote, los peces saltarines del fango, los ornitorrincos, los peces planos, los tarseros, etc.

Si te gusta Richard Dawkins y te gustan los temas evolutivos a todos los niveles (ecológico, genético, estadística…) es posible que El cuento del antepasado satisfaga tus expectativas. A mí personalmente me ha gustado mucho, he aprendido leyéndolo y aunque algunos cuentos se me han hecho ilegibles dado lo poco claro de la redacción y la tendencia a irse por las ramas del popular divulgador, creo que es un libro imprescindible en una buena colección de divulgación científica.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: