La recolección campestre

Uno de los grandes ámbitos del saber  que viene perdiéndose en los últimos cincuenta años es sin duda el conocimiento de las ” cosas del campo”. No se trata de saber el nombre científico de tal margarita o de conocer de memoria la migración del abejaruco- aspectos por otro lado importantes y valiosos-, sino de saber usos de las plantas, qué se puede comer, cúando y dónde recolectar cada elemento interesante para nuestra dieta o botica.  Si acaso los mayores del lugar son los que atesoran hoy en día estos conocimientos milenarios que fueron pasados de padres a hijos hasta prácticamente hoy, pero está claro que mucho de ese conocimiento ya ha muerto o está muy perdido. Pero en fin, que todos hemos cogido espárragos o setas alguna vez, y por supuesto piñas del pino piñonero, madroños,  poleo, hojas de eucalipto en caso de resfriado y otros muchos bienes que nos otorgan nuestras masas forestales. Ojo, no se trata de hacer apología de coger todo lo que uno ve por el campo, ya que somos tantos habitantes hoy en día y son tantas las perturbaciones que sufre el medio que podríamos acabar con poblaciones viables de especies a poco que le pongamos empeño.Esta entrada no es más que un simple repaso al arte de la recolección como elemento perteneciente a la etnografía de un lugar.

 

Nuestros montes nos dan una variedad tan grandes de setas y plantas con utilidades culinarias, ornamentales, medicinales o simplemente aromáticas que se podría hacer un blog sólo de eso, pero bueno, haremos un breve repaso hoy de algunos de los casos más famosos.

Yo pienso que lo más típico de entre todo es coger espárragos  ya que no cuesta nada ver a lugareños con un buen manojo paseando por casi cualquier sitio, incluso en Huelva capital la gente coge espárragos dentro del Parque Moret. Aparte, a poco que uno pasea por un pinar descubre al instante si alguien ha pasado ya cogiendo espárragos porque todos están cortados, salvo aquellos que ya están ” espigados”, no resultando válidos para comer. La forma de uso más habitual es en tortilla de espárragos. No soy yo muy buen recolector, no por torpeza reconociéndolos, sino porque me entretengo observando aves y otras plantas y no me centro en la búsqueda.  La gente es muy celosa- al igual que con las setas- de aquellos sitios secretos donde más cogen, para que nadie se los quite.

Siguiendo con plantas, para mejorar el sabor de los guisos se ha usado tomillo, almoradux o romero. Entre los frutos del bosque más populares están el madroño y la mora de la zarza, también los higochumbos, de más reciente aparición en nuestro país y que requieren algo de pericia para no acabar lleno de pinchos de variados tamaños. En caso de no entrar en la propiedad privada  ni interferir en actividades vitales para algunos pueblos también suelen cogerse almendras,higos/brevas, castañas(  tened en cuenta que en la economía familiar de algunos pueblos es vital, no las cojáis de cualquier sitio). También muy típico es coger piñas bien cargadas de piñones y ponerlas al fuego para que se abran y tuesten los piñones, ya luego echarás otro rato partiéndolos con una piedra para comerlos. En cuanto a bellotas hay que tener cuidado por otro aspecto, ya que las que están bien para comer son las de encina, que si son asadas o tostadas no están nada mal. De  otra planta silvestre como es el palmito se usa casi todo, de hecho comer palmitos es propio de alguna festividad como el día de San Sebastián en Huelva. Por último, el hinojo también se usa en cocina, y otras plantas no es que se usen pero son comestibles como la flor de Linaria que es dulzona, la flor de la colleja( Silene sp.) que se puede hacer también en tortilla, los berros y la tagarnina,etc.

Últimamente causa sensación la búsqueda de setas, se ha puesto de moda en sitios donde habitualmente no se cogían, pero la verdad es que en otoño hay una legión de aficionados a los que es fácil reconocer por su cesta, y en algunos casos en un alarde de reutilización, con la malla donde previamente habitaron naranjas o tomates. Algunos tipos concretos de seta, como los gurumelos en Huelva, crean histeria colectiva en la población, es algo muy curioso, se pagan bien caros además. En general en Huelva y Sevilla la gente enloquece con los níscalos, champiñones, setas de chopo y otras delicias con las que hay que tener cuidado, ya que hay setas peligrosas y hay que asegurarse bien de lo que uno manipula e ingiere.

Para adornar ya sea en casa o en festividades se puede usar casi todo, según el gusto de cada uno, pero me parece feo arrancar plantas para que a las pocas horas se pudran en un jarro con agua. Me resulta más bonito observarlas y disfrutar de su belleza dejándolas cumplir su ciclo vital. Especialmente doloroso me resulta que la gente arranque lirios. El romero es una planta con fuerte valor sentimental en muchas zonas del sur, y aparece en canciones, poemas, tradiciones… es muy normal por ejemplo llevar una ramita de romero cuando peregrinas al Rocío, o si haces una barbacoa y quieres añadirlo como condimento a las chuletas. También el eucalipto es usado en caso de resfriado o para dar buen olor al coche.  Lo dicho, a mí eso de coger plantas para nada no me gusta, sobre todo si es la planta entera matándola.

Esto es solo un breve repaso, hay infinitos usos más del bosque, casi todos cuantos se os ocurran, pero hoy me ha dado por pensar en la recolección que veo por parte de la gente de estas comarcas por las que más me muevo. Si quieres compartir usos que conozcas y todo lo que tenga que ver con conocimientos populares de la naturaleza por mí encantado, es un mundo fascinante de saber popular.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: