Mis primeras águilas imperiales ibéricas

A decir verdad ya había visto un águila imperial hará unos dos años, un joven dispersante por la campiña sevillana, pero no, realmente mi primera vez bien visto y con todas las de la ley ha sido esta, en Doñana, tres ejemplares además. Por cierto, bonitos días los que he echado con gente incomparable en estos parajes de mi tierra, en un curso de turismo ornitológico. La lista de especies vistas está a la altura, incluyendo además zorro, jabalí, oropéndola, agateador común, chotacabras cuellirojo y otras muchas. Pero volvamos al motivo de esta entrada, que no es otro que hablar de una de las especies más emblemáticas de nuestro país, una de las que más turistas extranjeros matarían por ver y cuyo avistamiento ya les es suficiente regalo en caso de venir a estas tierras en busca de aves.

El águila imperial ibérica está en peligro de extinción, pero aún resiste en diversos puntos de la mitad sur penínsular, en dehesas y zonas abundantes en conejo. Por ejemplo en Doñana o algunas zonas de Toledo o Madrid aún resisten, e incluso han incrementado sus poblaciones, que llegaron a estar no ya al borde del abismo, si no en el abismo mismo. De nuevo sería una fuerte labor conservacionista, una lucha contrarreloj en último momento, la que salvó, esperemos que definitivamente, a uno de nuestros animales más conocidos.

Entre los muchos peligros a los que tiene que hacer frente esta majestuosa ave se encuentran los mismos que otras muchas especies, como son la pérdida de hábitat( que sea la especie que sea hay que mencionarlo siempre), los cebos envenenados, las electrocuciones, los disparos, el expolio de pollos y huevos sobre todo en el pasado( duele ver huevos o animales disecados en colecciones variadas), y en este caso también podríamos decir el declive de las poblaciones de conejo silvestre, que ha ocasionado graves percances a otras de nuestras especies emblemáticas.

Os dejo la web personal del águila imperial, del programa Alzando el vuelo: http://www.aguilaimperial.org/. Como bien se dice ahí, en España habita el 99% de la población de esta especie, así que nos corresponde sacarla del peligro tan alto de extinción que tiene, ya que aunque haya mejorado, no se puede obviar que una serie de catástrofes, una enfermedad grave… o algún acontecimiento indeseable en general, pueden devolver a esta rapaz al pozo del que parece que empieza a salir. También se aportan algunas webcams en las que visualizar nidos, algo muy de moda ya que parece que no son pocos los que pasan los ratos muertos disfrutando de lo que se ve a través de estos dispositivos.

Poco más que decir, que si os decidíis a intentar su observación respetad la ética del naturalista y del fotográfo de naturaleza, nada de acercarse al nido, hay que respetar el perímetro. La emoción que nos puede producir contemplar una especie de cerca no debe llevarnos a causarles daño.

Os pongo el magnífico episodio de El Hombre y la Tierra dedicado a esta ave, donde se puede aprender mucho sobre ella.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: