No solo los barcos tienen anclas

Y es que la naturaleza también tiene sistemas de anclaje.Si en las embarcaciones acuáticas se trata de que la marea no se lleve el barco en el medio ambiente la idea consiste por ejemplo en fijar la arena ,y aquí entra la protagonista de hoy. Se trata de una planta que todos hemos visto numerosas veces pero que no  todos los ciudadanos conocen a niveles biológicos,se llama barrón(Ammophila arenaria) y es una especie clave en el anclaje de las dunas.Son tiempos estos de julio de ir a la playa,y no sé en vuestras playas qué tipo de paisaje hay pero si son de arena es posible que por el habitual sendero de madera por el que caminamos sombrilla y nevera en mano hasta la playa haya pequeñas dunas y ahí es donde encontrareis a este aliado tan bueno que encuentran otras muchas especies vegetales.

El barrón es de las plantas más características de los sistemas  de arenas móviles,se trata de una gramínea extendida por Europa que alcanza el metro de altura .En Doñana ha sido empleada históricamente para las techumbres de las chozas típicas pero la sobreexplotación desencadenó reacciones hoy bastante populares …hablo de la formación de los corrales de Doñana.Los corrales son las islas con pinares que quedan entre los frentes dunares que avanzan a paso firme enterrando todo cuanto encuentran a su paso dejando casi siempre solo la copa de los pinos a la vista y originando curiosas  formaciones típicamente llamadas cruces,estas cruces no son más que los troncos ya muertos y pulidos por la arena tras permanecer sepultados mucho tiempo.Las cruces,a las que algunos se refieren como santos de las arenas,aparecen aisladas o en grupos,son el resultado de años de enterramiento en el que tan solo queda el corazón del árbol y para algunos esconden caprichosas formas artísticas .En la naturaleza nada se desaprovecha,de este modo las cruces son usadas por animales para rascarse o marcar el territorio.Volviendo a la cuestión central de la entrada entre frente y frente como he dicho se forman los corrales .La ciencia afirma hoy  que este fenómeno fue reactivado por la mano del hombre al arrancar estas plantas sobreexplotadas  y otras que por la morfología y talla de sus raíces sujetaban la arena teniendo esto a su vez otras implicaciones ecológicas.

Esta planta sorprende ,es especialista en vivir en un medio hostil,de limitados nutrientes,vapuleadas por la arena,el viento  y la sal,es de las pocas plantas que aguanta las primeras líneas de playa.Sus hojas se curvan hacia el interior conformando un canal orientado al mar,este aporte aire cargado de humedad que se condensa en estas estructuras y resbala por la superficie de la hoja.En Doñana aparece asociada a especies como Cyperus schoenoides aunque dependiendo de qué tipo de duna hablemos también puede aparecer la camarina como compañera de fatigas.

Si hay mucho barrón la duna se asienta permaneciendo así más tiempo entre nosotros,si es estable permitirá el asentamiento de especies como enebros y sabinas,en fuerte regresión,y permitirá de este modo alcanzar estadios sucesionales más maduros,que es lo que hoy día se pretende en Doñana ,de ahí que cada vez haya más barrón y se observe desde hace unos años un decrecimiento en la velocidad con la que las arenas avanzan.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: