Abubilla (Upupa epops)

Llega el buen tiempo, y eso se nota cuando uno sale al campo. Ves cómo retornan aves que fueron a África ,la formación de parejas nuevas, la vuelta a la actividad de animales que permanecían aletargados pasando el invierno ,y, en general, una explosión de vida que irá creciendo en los próximos meses. Una de las buenas sensaciones que me llevé fue ver de nuevo abubillas tras un tiempo sin contemplarlas, primero vi un ejemplar posado en el tejado de una casa abandonada, no sé si será la misma de todos los años pero suelo ver abubillas en ese tejado. Luego vi algo aún mejor ¡una pareja volando por el pinar!, espero que esta temporada crien y siga el ciclo de la vida. El artículo de hoy trata sobre la abubilla (Upupa epops,Linneo 1758 ), este animal me parece de los más bellos de nuestra avifauna y era por lo tanto  cuestión de tiempo que acabara dedicándole algo.

Las abubillas tienen un área de distribución muy amplia abarcando varios continentes. En el sur peninsular suelen ser residentes todo el año anidando por supuesto aquí, al parecer algunos estudios han demostrado que pese a que muchas abubillas prefieren ya quedarse en España a pasar el invierno hay alta mortalidad en dicha época y esto podría significar que nuestro clima no es aún totalmente apto para que estén todo el año aquí. Pertenece al Orden Coraciiformes al igual que otras de nuestras aves más vistosas como el martín pescador o la carraca. Dicen que antiguamente vivió una abubilla gigante,debía ser espectacular.La verdad es que buscando información para este artículo he leído que en diferentes civilizaciones tan lejanas como la china o el antiguo Egipto la abubilla ha sido importante o le dan a esta ave ciertos significados.

Miden hasta 30 cms alcanzando de envergadura unos 45 cms. Se alimentan de insectos, siendo uno de los controladores naturales de la procesionaria del pino,oruga sobre la que ya aviso que escribiré en próximos días porque pude fotografiar muchísimas el domingo. Por su alimentación es frecuente verlas en el suelo, donde por cierto se mimetizan aceptablemente pasando inadvertidas hasta que comienzan a volar,pasando entonces a ser todo lo contrario,tremendamente llamativas. Son de color anaranjado, con las alas y la cola listadas de blanco y negro, no obstante lo que más destaca es el penacho que tienen en la cabeza y que cuando está erguido hace aún mas preciosa a esta ave.

La gente suele relacionarla con el mal olor debido a que en sus nidos acumulan heces e incluso pueden atacar a predadores disparando una sustancia fétida que producen. Es tal el mal olor que desprenden que para buscar nidos de abubilla no es mal método seguir el mal olor que nos viene de repente. Me parece imposible confundirla con otras aves, pero por si queréis más datos el vuelo es ondulante como el de una mariposa, cambian de dirección bruscamente y suelen ir a poca altura del suelo. Si veis un ave volando con alas blancas y negras que llama mucho la atención seguramente sea una abubilla. Su canto es inconfundible también y consiste en repetitivos “up up up” con un tono muy agradable. La verdad es que es muy fácil de reconocer.

Entre los hábitats que eligen predominan zonas cultivadas cercanas al hombre (incluso las he visto en parques en plena ciudad), bosques con suelo suelto donde poder buscar insectos de los que se alimentan, y campo abierto. Habitualmente las he visto hasta en la playa, imagino que por lo que he dicho antes, les gusta el suelo suelto, además tienen la costumbre de darse baños de arena por lo que con más razón aún.

El cortejo comienza en abril y es entonces cuando los machos pelean, aunque parece ser más por un buen nido que por hembras, eso sí, las parejas pueden durar toda la vida y es cómo más suele vérselas, en pareja(o solas). Pese a la defensa basada en el mal olor se sabe que hay mucha predación en el nido tanto de huevos como de pollos por parte de reptiles.

4 comentarios so far »

  1. 1

    Carlos L. said,

    Muy bueno el artículo sobre uno de los representantes más bellos de nuestra avifauna.😉

  2. 2

    Cornelius said,

    Excelente artículo. Buscaba información sobre las Abubillas, a las que no había visto desde hace más de 30 años en campos de la provincia de Valladolid. Esta misma mañana, para mi sorpresa, he podido contemplar una buscando comida en el suelo. Ha sido en un entorno entre rural y urbano, en la ciudad de Tui (Pontevedra), en una finca con viñas y otros cultivos, a unos 200 metros del río Miño. No se si es habitual verlas tan al norte y al oeste de la península. De todos modos, aquí queda el dato.

  3. 3

    cachy said,

    hola mira es que en mi casa hay un nido de abubillas y se han caidos 3 polluelos uno esta erdo pero los otros estan biien..el caso es que no se si cojerlos y meterlos en el nido o criarso yo-?


Comment RSS · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: